21/3/08

Diario para Una Luz (xvi). La Doncella en la Torre.

Te quiero contar un cuento, cariño.
Es un cuento cálido y terrible a la vez.
Pero no te preocupes. No te lo tomes de forma literal ni tengas miedo por que como todos los cuentos es muy cierto y es también muy falso.
Escuchalo Annette por que así dice:

"Erase una vez que se era una mujer en una torre. No podría llamarla doncella por que, el tiempo en que aun conservo la inocencia intacta, era ya muy lejano. Tampoco podría afirmar que estuviera encerrada en esa torre, por que ni aquel lugar es una prisión, ni su libertad le había sido nunca robada"

"Pero no todas las cadenas son palpables ni se las ponen manos ajenas"

"Hubo una vez que el Ogro con múltiples caras si que la tenia atrapada. En venganza severa de lo que consideraba un robo. Tal fue el agravio que la mujer siendo niña fue marcada y de continuo el Ogro le manifestaba su recuerdo al oído, llenando su espíritu de confusión y miedo. Pero ni eso resultaba suficiente para ciertos pecados y sobre la vida de la mujer arrojo unas paredes para encerrarla allí donde los caballos del Sol nunca tocan por que ya no pueden pagar el peaje."
"Era solo una habitación, o quizás era otra parte. Tal vez fuera una torre, o quizás una cueva o quien sabe si el interior de un tocón hueco. Pero lo que si es cierto es que era un lugar que no estaba totalmente cerrado. Por que en la naturaleza del Ogro no existen los planes rectos y le gustan los ramales retorcidos en donde no puedes buscarte, por que no hay ni norte ni punto cardinal conocido. No le gusta la Oscuridad por que en ella puedes encontrarte a ti mismo, pero si en tu confinamiento hay una pequeña ventana... ¡Ay! El deslumbre de la promesa de la luz puede distraerte de tus instintos, y el deseo de las formas de la materia que por el hueco puedes ver arrastrarte y, reduciendo el universo a un cuadro con una única vista en la que creer, matar al resto del espíritu."
"En esa cárcel había pocas cosas que hacer, y por que la mujer sentía que era lo único que tenia y por que podía hacerlo bien, empezó a cantar. Pero eran cantos empujados por las sombras de la melancolía y reflejados en el espejo del gemido y el sollozo."

"Su canción no paraba, tanto de noche como de día, pero tampoco parecía alcanzar una inmensidad deshabitada."

"¡Ah! pero nada es como lo estamos viendo y los ojos solo mienten por que queremos creerlos, y he aquí que un día un hombre escucho la voz entre los arboles del Bosque."

"Querríamos decir que era un ser hermoso y apuesto. El eco de la tradición exigiría porte y gracia y claro esta, abolengo, Conde, Duque o por que no, de Rey herencia, pero esta es la verdad. El si era hijo de una Madre y era humilde y aunque pequeño fuera su legado grande era la riqueza que le venia de dentro y lo hacia poderoso."

"Pero el Ogro como todos los tiranos dota a sus tributarios de sus propias cárceles y ventanas.
Y la del hombre era que carecía de una dirección mas allá de su ombligo que le diera un sentido ."

"El hombre vería los reflejos del sol sobre ella en las alturas y tendría una razón"
"La mujer imaginaria los misterios ocultos detrás de lo que se permitía ver y anhelaría mas"

"En la noche, ocultos de las miradas del Ogro labraron lazos hacia arriba y hacia abajo por los que él podría bajar a la Tierra Firme y ella ascender a las Estrellas, siempre que estaban juntos"

"Pero el Ogro no es ciego y en verdad es que tiene muchas, muchas caras y entre sus rostros puede estar el tuyo propio. En su maldad no sabes cuando observa ni cuanto escucha."

"Una mañana vino a ella y le ofreció ser libre. La mujer sin sospechar nada pregunto como y Ella, por que al Ogro también le gusta vestir carnes femeninas, le dijo que si podía tomar la tres nueces que guardaba mas arriba en su guarida podría librarse de su confinamiento."
"La mujer pensó regocijada que el desconocimiento del Ogro de la existencia de su amado era su oportunidad y así a la siguiente noche lo planearon."
"No fue difícil para el hombre, dotado de fuerza y dedicación, entrar donde estaba el precio de la libertad de su amor y tomarlo, para dejarlo, al despuntar el alba, de ella en su mano."
"Las paredes parecieron caer y el Bosque a su alrededor se baño de la luz de los Astros. Ellos se dieron la mano dispuestos a descubrir juntos el Mundo alrededor pero fue la voz en sus pechos con el tono del Ogro lo que les despertó de su sueño."

"- ¿Corréis, cervatillos, corréis?. ¿Por que no corréis?, - preguntaba, - así seguiré teniendo mi desquite y mi placer multiplicado por dos."

"La figura del Ogro no se hizo grande ni amenazadora, ¿Para que? Solo le hizo falta hacerse presente en la magnificencia concreta de ser aquello que siempre te llega a superar."

"Los fugitivos huyeron intentando despistar a su adversario, encaminando sus pasos entre las distancias y los tiempos. Él la guiaba a ella aferrándole con fuerza la mano, a duras penas evitando traslucir los temblores que le enfrentaban a que estaba perdido. Ella le seguía, sosteniendo en su otra palma las tres formas rugosas de la llave que se le había entregado."

"En la desesperación la mujer tejió ideas penetrantes."
"Las nueces eran su premio, su poder, su libertad, y las palabras de su Juez es que debía de tomarlo."

"Cuando el aliento del Ogro fue patente en el horizonte ella se detuvo asustándole a su compañero y se metió una nuez en la boca y la mordió"

"No era una la nuez sabrosa que da el Nogal, si no la semilla amarga que ofrece al incauto. Era amarga como la hiel del miedo y la muerte y ese sabor destilo su poder en un sabueso enorme y afilado que salio de sus hombros."
"El Ogro lo vio venir con calma y cuando la mancha oscura lo alcanzo le ofreció en su mano un bocado que gritaba con voz de mujer y sangraba gorgoteando, que el animal no pudo rechazar volviéndose blanco y después transparente y languideciendo hasta no ser mas que un recuerdo borroso."

"El Ogro avanzo mucho mas rápido hacia ellos en parte por que él nunca había sabido a donde ir, en parte por que ella se sentía sobrecogida, tales son los efectos de los poderes del Ogro."
"Cuando el alcance de su vista les permitía ver el negro de los ojos de su perdición, la mujer, aun nublada por las lágrimas del dejo de la primera nuez, echo mano de su desesperación y mordió la segunda semilla."
"Su sabor tomaba embocadura de las lágrimas de dolor sin limite vertidas, de los juicios erróneos, los orgullos henchidos y de los lugares que la muerte no hoya por que hasta la muerte les tiene miedo. La fiereza de un león nacía de ellos pero no lo suficientemente fuerte, no lo suficientemente rápido, no lo suficientemente sabio."

"El león sucumbió al caer la piel del Ogro y mostrar crudamente lo que realidad es por debajo."
"La mujer ya no estuvo, envuelta de la piel del Ogro, de nuevo su cárcel,

"El hombre percatado del vacío que representaba su ausencia sufrió y sufrió, por que antes estaba perdido, pero ahora no tenia la voluntad siquiera de buscar un camino. Tal fue su hastió, tal su hueco dentro que solo se sintió golpeando hasta el holocausto al Bosque y a lo que encontrara a su paso. Pero cuando hubo terminado no había sido ni siquiera el calor de una estrella fugaz."

"La risa del Ogro ronco complacida y le puso una mano en el hombro al hombre. Le prometió que volvería a ver su luz guía, pero solo seria una vez y que es seria la vez que le arrancaría la vista."

"El hombre angustiado le exigió al Ogro que viniera ese momento y el Ogro discipliente asintió."

"Ante el hombre volvió a aparecer la mujer. Apenas parecía viva, bastante semejaba peor que muerta, pero aun había un faro en su mano que reconoció, les guiaba hacia donde fuera que debieran ser. Pero sus manos apenas se rozaron pues los arboles trocaron espinos y los espinos treparon entre ambos por su piel y cuando cayeron sobre él, lo ultimo que vieron los ojos del hombre era la catástrofe en las pupilas de la mujer y el cuchillo de la sonrisa del Ogro tras ella."

"Aquí es donde el cuento debería tener un final pero la pura verdad es que o no tiene ninguno o tiene tantos..."

"Podría ser el que dice que el hombre vagara misero y triste en los años, reducido en su ceguera a alimentarse de bayas, hojas y raíces hasta que, regresara el día de fortuna en el que el hombre escuchara otra vez el canto que tanto tiempo atrás hubiera escuchado y de sus cuencas vacías brotaran lágrimas y con el sorbo de sus besos, ella le devolviera los ojos y juntos comenzaran la vida"
"Podría ser el que dice que ella no pudiera volver a cantar, cortadas sus alas en el filo del desamor y el infierno y esperara en una habitación con una sola ventana que solo ofrecía desierto y acariciaba con locura, inútilmente su regreso ."
"Podría ser el que dice que ella, aun casi fenecida, recordara la tercer nuez en su mano y en vez de morderla para extraer su poder, la plantara en el único terreno que sintiera a salvo, mas abajo de su estomago, y después mas adentro. Esa nuez también tuviera sabor pero no el acre y áspero, si no uno rozagante y tenaz y que protegida en su esperanza la cuidase mientras crecía, algunos dicen que para convertirse en un lobo, algunos dicen que para convertirse en una niña, por que la mujer por fin supiese que esta tercera oportunidad seria la vencida y que después de ella no habría nada."

"Podría ser que dijeran que fueran felices."

"Podría ser que dijeran que su causa ya fue perdida."

"Hay tantos finales que podrían ser y tantos que no llegarían a serlo, pero todos son meros fantasmas sobre el destino que se avecine a los viajeros, a los amantes y a los amigos. Por que en toda esta historia solo hay una verdad inamovible y esta es que hay un Ogro esperando tras la esquina de la esquina y que sea cual sea el final, Él lo cortara, Él lo medirá y Él lo confeccionara, y nos dirá si esta resarcido o si se cobra el precio que siempre nos ha exigido, y que en este juicio siempre se tiene oportunidad"

Pero recuerda, cariño, que no todo es el Mal.
Recuerda que los dos te queremos y recuerda esta otra verdad que nos cantan:

"Por que en una sola hora en puerto,
el marinero se libera de los miedos,
y olvida las tempestades
de un centenar de años."




(1) Mis disculpas a los hados de los cuentos de hadas y mi veneración y respeto a Giambattista Basile y los hermanos Grimm por haber fusilado impunemente tanto su Petrosinella como su Rapunzel. Si alguien le apasiona esta fuente de sabiduria que son los cuentos puede visitar esta pagina http://www.surlalunefairytales.com/
Mi abrazo también a Pola por el germen de este cuento nacido de tanto del "Plan" como del "Espíritu del Mal". Un beso.

2 comentarios:

Pola dijo...

Y puede que el lobo-niña, partiendo de aquello que conoció sobre el destino de sus padres, acabara no creyendo en la verdad del Ogro tras la esquina, y mirando más allá de él, donde su voz está ya perdida, viera las luces del camino que conduce a su casa. Frente a ellas la silueta del Ogro se convirtió primero en una sombra a contraluz, aún amenazante, pero más tarde fue una mancha y después, tras andar el sendero que lleva al fuego del hogar verdadero, ni tan siquiera fue un recuerdo.

Un beso Gabrielle, me encantó tu cuento.

Gabi dijo...

Gracias Pola por comprender e inspirar la verdad de la narración que me salio del alma.
Que en verdad no hay finales perfectos y que no significa que no puedan ser mejores o distintos.
Cada día me inspira un nuevo final. Y a ti otro. Y cualquiera otro mas.Y los días son incontables y las gentes aun mas.
No hay certeza y si misterio, y en su estela se llega hacia el infinito y mas allá.

Un beso también a ti, y muchos abrazos, y cuando quieras me se muchos mas cuentos que me manda Violetta o que me cuentan por ahí.
Te hago de Canguro y os doy un respiro.

¡Ah! y en el original de Petrosinella el Lobo se come al Ogro. No se quien seria el mismo pero no le envidio el cometido.