13/7/08

Diario para una Luz (xxii). Dos Pasos Mas

Día 21.

Me sigo quedando sentada en la piedra que de alguna manera marca la entrada del Feudo, contigo durmiendo agotada en mi regazo, y el pequeño "Pulgas" en el tuyo.
Junto a mi esta Daniela, vestida para la ocasión pero paciente, esperando para acompañarme al otro lado cuando me decida a dar esos dos pasos mas.
Ahora es cuando me pregunto que es lo que pretendía viniendo hasta aquí.
No es los mismo cuando hablas de cambiar que cuando lo afrontas.
He hecho kilómetros y kilómetros, dándole vueltas a mis sentimientos y a mis anhelos y es solo desde ayer que la respuesta ha anidado en mi pero como una luna nueva ninguna faz se muestra. Incluso para todos mis esfuerzos lo que viene es una visión opaca.
La incertidumbre me cubre. Ya no seré la misma pero mi duda recurre continuamente a preguntarme que seré. A ratos incluso creo que podría no ser. No ser Luna, ser nada.
Delante de la pincelada del mundo imaginal mas intensa y grata que recuerdo, la cascada de posibilidades crece y crece y me apabulla.
No es un caos sin dirección al que te lanzas. Es un trasiego que reverbera con los ecos de Nearşova, Buda y Pest, Ljubliana y Bled y mas atrás.
Mas atrás de Metzen
y Sighişoara, que París y Eren Vej. Con mucha voz de Cnossos y de Praga.
Una persona nunca es la misma que en otro momento, y el hilo coherente de las decisiones y las acciones te lo demuestra. Siempre caminas a algo nuevo. El hecho de caminar ya lo implica.
Pero aun así dudo. Por que soy humana y el vértigo, aunque sea horizontal me abruma. En mi es muy fácil saber que es el miedo a elegir mal. Pero creo que tener ese temor no es malo. Me separa de la locura de ser alguien afilado y ciego que al final es dañino. Creo que es de estar cuerda el pararse a pensar. Mas cunado tus actos convocan fuerzas superiores que no siempre comprendes y a las que apenas puedes creer poder detener con tus manos o con tus dientes.
Encontrarse en el umbral de la puerta de una parte del mundo que tiene tus posibilidades no es el fin del peregrinaje si no el siguiente escalón.
Uno concebido en los próximo dos pasos.
dos pasos mas, por que con uno solo te da la oportunidad de regresar o detenerte, pero si das el segundo es completamente seguro que ya no estas allá donde empezaste.
Sabrás algún día que no me vuelto atrás, por que sabrás por que vas a conocerme que soy tozuda y por que igual lo recuerdas por que estas aquí conmigo.
Pero le dicto estas palabras al diario para que sepas que he dado esos dos pasos y mas.
Pero sera cuando estés despierta.
Y cunado yo me envuelva con el crepúsculo con lo que siento.
Con serenidad, Valor y Sabiduría.
Y con dos pasos.

Día 22.

...............................................................................

Día 23.

El aire es extraño. Como si me sofocara y me apagara.
Esta mas allá del frió y la humedad de la noche.
Me siento extraña. Me siento extraña.
No es hasta el segundo paso que comprendo.
Veo a Anibal hacia el que tu corres esperándote con los brazos abierto mientras una O de sorpresa se traza en mis labios y cabeza me pregunta cuanto tiempo ha pasado.
¿Cuantos crepúsculos?¿Cuantas cabezadas y sueños?
Miro atrás y comprendo que la puerta del Feudo ya se ha cerrado, aunque aun puedo ver a Valer y a Calin desvanecerse en sus contornos.
No, no se desvanecen, la dureza de la intensidad del bosque a este lado los ofusca, me nubla los ojos.
De ahí viene el frió, de ahí la sensacion de presión.
El recuerdo de las noches se empieza a ordenar detrás de mis ojos.
Tantos días y tantas noches profundizando que al final perdieron sus limites y significado.
Tanto tiempo sin dormir pero dentro de un sueño.
Mi encuentro con Valer, mi decisión adulta.
Mi recepción con la Condesa. La mirada esquiva del Augur.
La luz y la Lampara.
Mi lampara con forma de Rana.
La Llama. El calor. La Llama.
No importa cunado sentí el reflejo.
Cuando experimenté su impulso.
Cuando sentí su vida.
La Llama que arde en el corazón del Feudo de
Sighişoara encendió mi lampara cuando yo sentí el pálido reflejo de ella en mi interior.
Así nacen las estrellas, así empiezan a entonar su voz.
No solo han cambiado mis ropajes.
No solo las ramas de la vida y el manto del firmamento me han vestido.
No solo mi piel se ha tensado. No solo mis ojos se han afilado.
No solo mis sentidos se han sobre alimentado de sensaciones.
No solo no he parado de crecer.
¡Oh, Diosa!¡¿Como contarlo?!
¿Como explicar ser mas, mucho mas?
¿Como expresar ser tu propia madre?
¿Como compartir contigo, que se como te sentirás?
¿Como decir, ser Gabrielle y ser su Lobo?
Pero también su roble, su viento, mi agua, mi corteza, mi roca, mi carne. Mi voz.
Todo lo que puedes imaginar es tan intenso y ensordecedor.
Daniela es la que me ha detenido. Daniela ha sido mi guardián.
Daniela es la que me pone el brazo en la cintura y la mano en el hombro para que no me caiga.
Por que Duele. Duele.
No prendes la llama en tu interior y la pretendes mantener encendida bajo el océano sin dolor.
Las reglas del mundo me regresan pero su cabeza se apoya en la mía, consolándome con susurros en una lengua que poco a poco voy perdiendo, hasta que solo me queda una palabra:
"breuddwydio, hermana, sueña".
Yo no se por que estoy llorando.
Todo se me viene de prisa.
Todo se me viene al tiempo.
No paro de llorar.
Quiero dormir.
Soñar.

Día 24.
-"Vamos, mariposilla. Dí algo al diario de mama."
-"Hola, mami"
-"¿Y que dice Pulgas?"
-"¿Guau?"
-"Muy bien, Pulgas, por que no le dices a Papa que os lleve a dar un paseo"
-"¿Mami, tu venes?".
-"Mami, se va a quedar. Tiene que pensar."
-¿No te gusta que mami se quede? ¡Mira que pucherosa! Eso no creo que te sirva ni con papa. Hala ves, este pequeño necesita hacer sus necesidades"
-"¡Y no lo estrujes!. Así esta mejor."
-"¿Mami?"
-"¿Que, corazón?"
-"Te quiero"
-"¡Ay, Diosa!
.....

Día 24 (Tarde)

Ya se que decir.
Cogí el camino. Y es bueno. Peligroso pero bueno.
Tengo la fe de que llegare a donde se me espera.
Bien; Serenidad, Valor, y Sabiduría.
¡Buf!

Con Valer la decisión ha sido correcta. No podía hacerlo. No podía ser egoísta. Soy una persona adulta y creo que madurado. No soy una adolescente. No puedo desearlo por que esta ahí. Aunque a una parte de ti le apetezca. El amor es distinto de la lujuria.
Lo extraño es la sensación que tengo. ¡Diosa!, ¿Por que tengo la sensación sobre mi de que si lo hubiera traído hasta mi, pronto estaría muerto?
Bueno; Serenidad, Valor, Sabiduría.
¡Buf!

Es una vida complicada llena de cambios.
Pero, mi pequeña, ya no la cambio por nada.



2 comentarios:

Botón dijo...

Dos pasos preñados de vivencias, de emociones encontradas. Dos pasos hacia lo profundo...

Una gozada

Gabi dijo...

Gracias Boton,

Tus comentarios y los de los demás me ayudan a seguir imaginando.

Es un sueño tibio, con emociones ardientes y sacudidas heladas.

Y por supuesto cambios.
Infinidad de cambios.

Como dicen six by seven:

"Bien soy caos, cariño
Tendrás que dejarmelo pasar.
Soy caos cariño.
solo mira en mis ojos"

Besos,
Gabi